Audaz golpe contra la tenencia ilegal de armas

En un triple allanamiento simultáneo, realizado en conjunto con fuerzas de la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad incautó treinta armas que no tenían sus papeles al día, y que pertenecían a un hombre fallecido, dueño de una empresa de seguridad privada. La investigación fue llevada a cabo por la Fiscal Claudia Barcia, interinamente a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°11 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  

El caso se originó a partir de un hecho policial ocurrido en la ciudad santafesina de Rosario, en el que se secuestró un arma de largo calibre.

Cuando la justicia santafesina solicitó a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ex Renar) el registro de dueños de armas similares, surgió el nombre de una persona fallecida, dueño de una empresa de seguridad privada de la ciudad de Buenos Aires, y titular de 30 armas de largo y corto calibre. Además de armas de asalto cuyo uso civil está prohibido (y sólo pueden ser utilizadas por las fuerzas de seguridad).

La Agencia Nacional de Materiales Controlados estipula que está prohibido el uso de armas cuyo registro se encuentra a nombre de personas fallecidas.

Al estar radicada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la empresa de seguridad privada, la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Ilícitos relacionados con Armas de Fuego, Explosivos y demás Materiales Controlados, dependiente del Fuero Federal, solicitó la intervención del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad por presunta infracción del artículo 189bis del Código Penal (Tenencia y portación de armas y explosivos).

Si bien en un principio los hijos del hombre fallecido prometieron entregar las armas a su nombre, con el transcurso del tiempo la gestión no fue concretada. Por lo que la Fiscal Barcia solicitó el allanamiento de la empresa de seguridad, y de sendos domicilios de los dos hijos del titular. Una vez que hizo lugar al pedido el juez Juan José Cavallari (a cargo del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N°30 de la Ciudad), se coordinaron tres operativos simultáneos, tanto en la Ciudad como en el Conurbano, con la Policía de la Ciudad y fuerzas de seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Como resultado del operativo, se secuestraron armas de uso civil, armas de guerra y armas de asalto, en su mayoría de calibre largo, además de más de 1500 municiones.

“Es importante destacar la coordinación entre organismos de distintas provincias, a la hora de sumar esfuerzos para combatir problemas en común”, observó por su parte el Fiscal General de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques.

Buenos Aires, 20 de diciembre de 2019