Clausuraron taller clandestino que explotaba a los trabajadores y ponía en riesgo el medio ambiente

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires –UFEMA- ordenó la clausura de un taller textil clandestino ubicado en la Av. Eva Perón al 3000, en el barrio de Bajo Flores, a raíz de una denuncia efectuada por vecinos de la zona.

La fiscal a cargo de la investigación, Dra. Celsa Ramirez, dispuso que la División Delitos Contra La Salud realizara la inspección judicial, en la que tomaron intervención la Dirección General de Fiscalización y Control y la Dirección General de Protección del Trabajo.

Como resultado de la inspección se pudo determinar que las condiciones de seguridad de los trabajadores y de las viviendas linderas se encontraban gravemente afectadas, motivo por el cual se procedió a la clausura inmediata y preventiva del lugar, como así también de las máquinas textiles y al secuestro de mercadería ya confeccionada y lista para ser comercializada en la feria de ropa La Salada.

Asimismo, el personal policial determinó la existencia de siete personas de origen extranjero, que fueron relevados por expertos del Programa de Rescate, y de la Dirección Nacional de Migraciones, quienes advirtieron las precarias condiciones en las cuales estaban trabajando.

La Fiscal Celsa Ramirez señaló que la clausura preventiva es el comienzo de una investigación que permitirá determinar la existencia de otros delitos más complejos y dar precisiones sobre los responsables del montaje de este tipo de establecimientos, que se aprovechan de la vulnerabilidad de los extranjeros que ingresan al país con pocos recursos, a la vez que ponen en riesgo a los vecinos de la zona.