DETIENEN A UN PEDIATRA DEL HOSPITAL GARRAHAN POR TENENCIA, DISTRIBUCIÓN Y PRODUCCIÓN DE PORNOGRAFÍA INFANTIL

La Fiscalía Especializada en Delitos Informáticos de la Ciudad, a cargo de la fiscal Daniela Dupuy, logró la detención de un médico pediatra de 55 años acusado de distribución y producción de pornografía infantil. El médico fue detenido mientras se encontraba trabajando en el Hospital Pediátrico del Barrio de Parque Patricios.

La detención solicitada por la fiscal Dupuy fue ordenada por la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas 24 María Alejandra Doti y, ejecutada por funcionarios de la Sección Ciberdelitos Contra la Infancia Niñez y Adolescencia de la Policía de la Ciudad.

El caso tuvo origen a raíz de la operación denominada «LUZ DE INFANCIA III» llevada a cabo por las autoridades de Homeland Security Investigations de los Estados Unidos y del Ministerio de Justicia de Brasil, a través de la cual pusieron en conocimiento al Ministerio Público Fiscal de la CABA de la existencia de varios hechos de distribución de contenido pornográfico infantil llevados a cabo por usuarios radicados en este país, a través de la plataforma P2P «E-mule».

A partir de ese reporte Internacional, desde la Fiscalía interviniente, y con la asistencia del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal, se estableció que desde al menos 40 domicilios distribuidos en toda la República Argentina se llevaron a cabo las maniobras de distribución de material pornográfico de menores, lo que derivó en casi la misma cantidad de allanamientos simultáneos en todo el país. Uno de esos domicilios, en el ámbito de esta Ciudad, es aquél donde reside el médico detenido.

Ello dio lugar al allanamiento de cada una las moradas, en las que se secuestró innumerable cantidad de dispositivos de almacenamiento de datos, los que están siendo analizados por especialistas en la materia.

Ese análisis forense de los dispositivos del médico, que fuera realizado por Gendarmería Nacional y complementado luego por la labor de funcionarios de la propia Fiscalía Especializada, permitió corroborar que en dos de las computadoras del pediatra había archivos de imagen y video donde sus protagonistas eran menores de entre 6 meses –bebés- y 14 años de edad dedicados a actividades sexuales explícitas.

Ahora, la Fiscalía se encuentra próxima a intimar de los hechos investigados al médico, oportunidad en la cual se le indicarán los hechos que se le imputan y la prueba reunida en su contra. Luego de ello, se decidirá la situación procesal del imputado.