GARRAHAN: JUSTICIA EN TIEMPO RÉCORD

Ricardo Russo, el pediatra del Hospital Garrahan acusado de distribuir y comercializar pornografía infantil, fue condenado a 10 años de prisión por el juez Penal, Contravencional y de Faltas Gonzalo Rúa.

Además de la gran repercusión del caso, acentuada por su rol al frente de una de las instituciones más prestigiosas del país, llama la atención la rapidez con la que se actuó para obtener un fallo en tan solo 13 meses.

El Fiscal General de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques, destacó el trabajo de la fiscal Daniela Dupuy, a cargo de la Unidad Especializada en Delitos Informáticos de la Ciudad y también del Cuerpo de Investigaciones Judiciales.

“La denuncia -iniciada originalmente en Brasil, producto de una megaoperación internacional- ingresó a fines del 2018 y para el 29 de Mayo de este año el imputado ya había sido arrestado. A los 5 meses se inició el juicio oral y 9 días más tarde logramos la sentencia”, sostuvo Mahiques y además explicó que “en la Justicia Porteña contamos con un sistema procesal que hace que la causa no se dilate en el tiempo. A diferencia de la justicia nacional, la investigación recae sobre el fiscal que cuenta con un plazo determinado para recolectar las pruebas del caso y presentarlas al juez para que dicte la sentencia por medio del juicio oral”.

La fiscal Dupuy fue quien estuvo a cargo de probar la distribución, la tenencia y la producción del material de abuso sexual infantil de los menores que pasaron por el consultorio de Russo.

“El exhaustivo trabajo de recolección de evidencia digital fue fundamental para la investigación del caso y para la sentencia. Se le reprocha al acusado la distribución de 336 videos de explotación sexual infantil, la tenencia de 964 imágenes con claros fines de distribución, más 68 videos secuestrados en su computadora personal que fueron encontradas en su domicilio particular, y otras 100 fotografías halladas en su oficina del Hospital Garrahan que estaban encubiertas en una carpeta de música”, afirmó la fiscal y agregó “También encontramos producciones fotografías de niñas menores de entre 6 y 10 años, que fueron tomadas en su consultorio y con su teléfono celular, que muestran partes genitales y son de gravedad extrema porque hablamos de niñas, niños y bebés abusados”.

El fallo coincide con el pedido de la fiscalía de condenar por 10 años de prisión al ex jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan, además de la inhabilitación perpetua para ocupar el cargo de medicina. Luego de la condena, ahora solo resta saber cuál será la respuesta de la defensa o si la sentencia quedará firme.

Buenos Aires, 6 de noviembre de 2019